sábado, agosto 01, 2009

Palabras textuales

Leo los siguientes tres titulares:
El Rey: "Hay que darles en la cabeza y seguir hasta acabar con ellos" El País
El Rey, en Mallorca: 'Hay que darles en la cabeza hasta acabar con ellos' El Mundo
El Rey: "Seguiremos dándoles en la cabeza, hay que combatirlos hasta acabar con ellos" La Nueva España
------------------------------------------------------------
[Actualización]
Hoy, 2 de agosto, La Nueva España publica: El Rey en Mallorca: «Hay que seguir dándoles en la cabeza hasta acabar con ellos»
------------------------------------------------------------
Laura Jurado por El Mundo, Andreu Manresa por El País atribuyen unas palabras al Rey que no son las textuales. La Nueva España volcó la noticia directamente de Agencia (Europa Press). Curiosamente, el redactor de esta noticia trastoca también las palabras del Rey aunque en menor grado. Titula como ya hemos visto en La Nueva España, pero luego, en el desarrollo, entrecomilla la siguiente frase: "Seguiremos dándoles en la cabeza y hay que combatirlos hasta acabar con ellos". Si esto fue lo que realmente dijo el Rey; quítense las comillas de los titulares o póngase lo exacto porque si no pueden darse malinterpretaciones.

Palabras textuales son palabras textuales y eso indican las comillas.

Sigo pensando...

4 comentarios:

Ixchel dijo...

Ya no nos podemos fiar ni de lo que dicen ser "palabras textuales".

Me gusta mucho tu blog.

Un saludo.

Jesús Sarmiento dijo...

Muchas gracias, Ixchel!
Eso es lo malo, la confianza que se tiene sobre los medios. Es mucha, quizás demasiada, por eso el periodista debe ser muy prudente con el uso de las comillas y los titulares que se eligen, que suele ser lo único que se le.
Un saludo.

Anónimo dijo...

O eres muy purista o no has trabajado mucho en periodismo. Mientras una idea no cambie a la hora de titular se puede ajustar la frase. Y como veo, no cambia. Después en la entrevista o texto general sí debe aparecer tal cual. Por otro lado, yo estuve ese día y te comento que las declaraciones se hicieron sin micrófono y en un aeropuerto con un avión zumbando. Lo que reprodujimos fue lo que alcanzamos a oír luego en las grabadoras de los compañeros. Para la gente de la tele, fue mucho más fácil editar luego los ruidos del vídeo.

Jesús Sarmiento dijo...

El problema son las comillas. En mi opinión, puede que purista, si no se estaba seguro de lo que dijo, mejor no entrecomillar.
Por ejemplo:
El rey insiste en combatir a ETA hasta acabar con ellos.
Es una interpretación del discurso del Rey, pero nadie podrá acusarle de decirlo porque realmente (nunca mejor dicho) se expresó de otra manera. Las comillas, son las comillas y se usan para lo que se deben usar.
Un saludo y gracias por tu comentario.