viernes, febrero 27, 2009

Benchmarking

¿Qué es el benchmarking?

El benchmarking es una técnica de análisis comparativo que nos permite tener una visión de las fortalezas de nuestra competencia. Los estudios de benchmarking suelen responder muy eficazmente a este tipo de preguntas: ¿por qué mi producto, siendo mejor y más barato, se vende menos que el de mi competidor? ¿qué hacen ellos, que no haga yo, para lograr mayores ventas?

Benchmarking e innovación: no reinventar la rueda.

El benchmarking también tiene una aplicación más práctica: la ayuda a la innovación. A nadie se le escapa que innovar no es fácil. Requiere tiempo, personal apropiado y dinero. El benchmarking permite al empresario disponer de información de alto valor estratégico a partir de la cual tomar una decisión e innovar con más garantías de éxito. El benchmarking es conocer el camino que otros ya han seguido, sus errores y aciertos, para evitarlos e ir más rápido en el desarrollo.

¿Cómo puede ayudar el benchmarking a innovar?

Una de las "curiosidades" de esta técnica es que no se basa en predecir el futuro ni hacer estudios de posibles, sino de hechos. El benchmarking aplicado a la innovación, curiosamente, es lo menos innovador que hay. Me explico. Un consultor o analista de esta técnica de comparación y detección de mejores prácticas trabaja sobre lo que otros ya han hecho en el sector que analiza. Es un poco parásito, sí :).

La filosofía es sencilla: "No puedo ser el único tonto al que le pasan estas cosas. Como no lo soy, es muy posible que haya otros que ya hayan dado una respuesta eficaz a esta situación. Y si a ellos les ha ido bien, ¿por qué habría de irme mal a mí?"

El benchmarking se aprovecha de la creatividad de la competencia, de su inversión y horas de trabajo para presentar a su cliente un informe donde se detallan las estrategias y prácticas seguidas por nuestra competencia (los mismos tontos que se enfrentan a nuestros mismos problemas) para aprovecharlas en beneficio propio.

Benchmarking, un ejemplo:

Para concluir voy a poner un ejemplo práctico. Como me gusta la historia y la milicia, hablaré sobre Napoleón. Los ejércitos franceses tenían que guerrear y expander el imperio y la grandeur, más allá de lo conocido. Para mantener un ejército en territorio hostil tienes dos opciones: saqueas o compras. Lo primero pone a la población más en contra de lo que ya está per sé, y lo segundo es caro. Solución: innovar. Napoleón convocó un concurso en el que se solicitaban ideas y métodos para conservar la comida desde su producción hasta su consumo. Napoleón, propició la comida en conserva. ¿Creen que la genialidad francesa se quedó en Francia? En el momento que otros vieron a los franceses abrir sus botellas de cristal y comer, otras naciones empezaron a indagar cómo era eso de conservar la comida en botellas. Las segundas no innovaron, pero, evidentemente, se gastaron mucho menos en desarrollar la comida en conserva.

Por este motivo, a la hora de innovar, a parte de la creatividad propia y el conocimiento de la materia hay que recurrir también a la observación, detección y presentación de las mejores prácticas de nuestra competencia. En una palabra: benchmarking. Porque, sinceramente, no seremos los líderes en innovación, pero estamos dando respuesta a una necesidad real y, quizás acuciante.

Sigo pensando...

6 comentarios:

Maeglin dijo...

Diossss me cayo en un examen esa misma pregunta y resulta que a la simpatica TEACHER argentina se le olvidó explicarnoslo a lo largo del curso por lo que cada uno tomó las de villadiego como supo. Leyendote sé que mis parrafadas en aquel control no andaban tan lejos de la realidad.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Uy! Gracias! Precisamente hacía tiempo que buscaba información sobre este tema ;-b

Yo recordaba que el benchmarking era un eufemismo para definir la copia de la competencia, pero olvidaba que para copiar bien, hay que trabajar en investigación y esas cosas.

Un saludo, estamos en contacto...
J.

Jesús Sarmiento dijo...

jajaja Maeglin, pues vaya suerte. Espero que hayas aprobado, porque si no mi entrada no tiene mucho sentido jeje. Ya me contarás.
José, ya ves... ¡qué casualidades! ; )
Puede parecer copia, pero yo lo veo más como una selección de mejores prácticas, detección de puntos fuertes y débiles y una sugerencia de información que se entrega al mando para que pueda tomar la decisión con mayor fundamento.
Copiar sería hacer lo mismo que nuestra competencia, es obvio que si lo mismo funciona, adelante, pero si eso mismo que hemos conocido podemos mejorarlo habremos ganado una posición de ventaja respecto de nuestra competencia. El benchmarking te permite innovar desde una posición de máxima actualidad. Como quien dice, todo lo que hagas a partir del estudio o informe será para mejorar esas prácticas (bueno o para empeorarlas, que metepatas hay en todos sitios).
Un saludo

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

cierto, cierto...no hay que quedarse en lo simple.

Lo curioso es que en realidad, cualquier departamento de marketing lo que hace o debería hacer es puro benchmarking, ya que salvo que seas el primero en tu categoría de producto, siempre hay alguien de quien aprender éxitos y errores, una demanda satisfecha o insatisfecha...incluso aunque seas el primero en tu especie, habrá antecedentes similares, por ejempllo, la primera aerolínea, ya contaba con las experiencias de viajes en tren o barco...

Gracias por el post, tamosencontact.

J.

David dijo...

Jajaja, parece que hasta los blogs andan en crisis. Este post entre todos los demás me ha parecido raro. Es como cuando en los periódicos incluyen una página entera sobre un único tema que se parece a la letra del periódico pero no es la misma. Y que tiene un tufillo extraño como a que te quieren "vender" algo pero aún no sabes el qué. Jeje, vamos, lo que se suele llamar publi-reportaje.

Jesús Sarmiento dijo...

Si fuera un publi-reportaje, lo pondría. Si fuese publicidad, lo pondría. Si me pagasen por escribir esto, me alegraría.
Este escrito se acerca más a una acción de difusión de información y de personal branding que a un publi reportaje.
Hay que seguir metiendo nuevas materias en el blog. Esta, que la he practicado y me gusta, encaja en el mismo, por lo que seguiré escribiendo sobre ello.
Un saludejo.