domingo, febrero 01, 2009

Anuncio de Lidl - "No se engañe, la calidad no es cara"

Lidl ha cambiado. A los anuncios tristes de mero expositor de ofertas se le ha unido uno nuevo que no vende productos, sino imagen: imagen de calidad a buen precio.

Le hacía falta a Lidl una campaña de este tipo. No vende marcas reconocidas, no presenta cuidados estantes y sus tiendas más parecen un economato soviético que un supermercado.

El anuncio me parece que tiene una factura perfecta. Mensaje claro: "No se engañe, la calidad no es cara". Y es un mensaje que no es un mero lema, eslogan, sino que va dedicado a usted: con educación. Al margen de la coletilla que puede convertirse en dicho popular: "¡Al Lidl!".

La elección del actor: de 10. Hacía tiempo que no se veía a alguien vender confianza como lo hace este hombre. Ni bata blanca, ni titulos falsos, ni deneis: porte y ademán. Este personaje transmite seguridad y confianza a través de un logradísimo (narrativamente hablando) conocimiento en la materia (huele el melocotón, palpa el queso, coge la botella con estilo...). Es un experto, un profesional. No es tu vecino, ni tu amiga, pero podría serlo. Es un tipo cercano: se dirige a los proveedores por el nombre, no les regaña, pero los orienta y recompensa. Es afable y contundente: ¡A Lidl! No diré que sea el yerno perfecto, pero creo que se le acerca.

Este anuncio removerá muchos prejuicios respecto a Lidl.

Por no hablar de la música que acompaña al anuncio, ¡qué sensación de... ¿serenidad?!

Un gran anuncio.

Sigo pensando...

7 comentarios:

Patata Piloto dijo...

Muchísimo mejor esta nueva imagen de Lidl. Antes eran un poco (bastante) rancions:
"Cancioncita liiidlll"
"Fíjese qué calidad y mi carro lleno por 30 euros"
"A partir de mañana jueves.. bla bla"
"Liiidlll"
--
¡Mucho mejor! Lo del economato soviético me ha llegado al alma... no encontraría calificativo más descriptivo y fiel ^^

Eva Sanagustín dijo...

Totalmente de acuerdo. A mi también me ha sorprendido gratamente.
Sigue con la idea de barato no es sinónimo de malo, antes con "mejor precio y calidad" y ahora con "la calidad no es cara".
Saludos,

Anónimo dijo...

Ya te digo que Lidl necesitaba esto, ejjee!!

Jesús Sarmiento dijo...

Caray! ¡Qué unanimidad! Es un gran anuncio, la verdad.
A mí me han entrado ganas de acercarme a ver si es cierto que algo ha cambiado. Hace mucho que no voy (años) y a lo mejor ha caído el muro y yo sigo pensando que es un economato.
Por cierto, en la propaganda impresa aparece también el personaje del anuncio y, oh milagro, ¡me he leído el catálogo del Lidl!
La publicidad es maravillosa.
Un saludo y gracias por vuestros comentarios.

David dijo...

Pues a mi el anuncio no me convence. Pero esta vez no es por culpa del anuncio sino por los prejuicios. Es entrar en un supermercado de estos y me desapetece tanto comprar.

Jesús Sarmiento dijo...

Hola, David. Es posible que este anuncio venza las reticencias de muchas personas a acercarse al LIDL.
Ahora bien, si la imagen que tenían es la misma que se encuentran en esta segunda oportunidad que le conceden... "Fracaso absoluto". De nada sirve un gran anuncio si el producto no es como se describe en el mismo.
un saludo

Telmo dijo...

a mi me parece una mierda pinchada en un palo. Lo que remueve lidl es el estómago si te comes algún melocotón de esos que ha olido el calvo.