jueves, enero 01, 2009

Ante ustedes un imbécil

Un cerdo gruñó un día en su pocilga:

"Sólo a un imbécil se le ocurriría dejar su trabajo en época de crisis."

Queridos lectores, ante ustedes un imbécil con principios.

Sigo pensando...

6 comentarios:

Patata Piloto dijo...

¡Mucho ánimo! Y seguro que la decisión es la correcta. Quizá más imbécil sea el que traga porque sí. Algo mejor habrá. Suerte.

Anónimo dijo...

Buscas trabajo? Te puedo ayudar en Madrid!!

javitochiqitin dijo...

jeje, no eres el único "A mal tiempo, buena cara"

Saludos

Jesús Sarmiento dijo...

Gracias a todos por vuestras palabras. Espero poder comunicaros pronto alguna buena nueva.
Anónimo, gracias por el ofrecimiento. Puedes contactarme en jesusmanuel.sarmiento@asturias.es. Por un trabajo enriquecedor volvería a Madrid, sí.
Un saludo a todos y muy feliz año.

Carlos dijo...

Si los beneficios de la huida del puesto de trabajo son mayores que el seguir tragando algo con lo que no estabas contento y todo ello se puede mantener durante cierto tiempo...enhorabuena y mucha suerte en tu singladura laboral.

Yo, más tarde que pronto, tomaré la misma decisión. Pero será teniendo las espaldas cubiertas y viendo agua en el fondo de la piscina. Los fríos y calculadores seres de ciencias obramos así. Al menos yo...

Jesús Sarmiento dijo...

Se supone que yo también soy frío y calculador según algunos que me conocen. Sin embargo, en estos casos, suelo ser bastante impulsivo. Aunque es evidente que la situación puede mantenerse, que la piscina no está llena, pero sí que hay algo de agua.
Un saludo