lunes, abril 06, 2009

¿Cuál es el futuro del libro electrónico o e-book?

La lectura, esa rara afición que todo el mundo posee, junto a tocar la guitarra e ir con los amigos al monte, tiene en el soporte electrónico notables ventajas. No diré que los árboles agradecerán la medida, dado que las papeleras plantan más de los que consumen. Tampoco diré que las imprentas estarán harto contentas por ello. Sin embargo, el libro electrónico o e-book ofrece nuevas oportunidades de negocio y campos en los que seguir desarrollando la creatividad.

Foro Abierto te invita a saber más sobre el libro electrónico o e-book

Si te interesa saber un poco más sobre el "e-book" o libro electrónico no dejes de acudir el día 20 de abril a Foro Abierto. En la Librería Cervantes, a las 11:30, se dará una rueda de prensa a medios de comunicación e interesados sobre el libro electrónico.

A continuación, algunas de las ideas que sobre el libro electrónico "me se" ocurren bote-pronto.
  • La Nintendo DS/PSP, plataforma de ocio, soporte óptimo para lectura electrónica.
  • El móvil, el soporte ideal y al que finalmente deberían dirigirse todos los esfuerzos para la implantación del e-book.
  • Editorial especializada en relatos electrónicos.
Ideas por las que no apostaría:

  • Máquina específica y exclusiva para la lectura electrónica. Es bien posible. Existen ejemplos, algunos hasta pueden conectarse a internet y toda la pesca. Sin embargo, yo apostaría por el aparatejo multitarea.
  • Mera adaptación de novelas impresas a formato electrónico. Puede hacerse. Incluso con éxito comercial. Sin embargo, dada la potencia tecnológica, el lector exigirá y/o agradecerá más recursos asociados a esa lectura.
  • Formatos excluyentes según soporte.
Ideas por las que apostaría:

  • Regreso de las novelas por fascículos. Ese género especializado en mantener el suspense hasta la siguiente entrega, tan típico del Siglo XIX, pero en este caso, las tramas deben incitar a la descarga del siguiente capítulo. Sirva de ejemplo: http://www.daylylit.com/
  • Derivada de la anterior. Jamás vender un libro completo sin dar la oportunidad al lector a desechar la idea de leerlo. Me bajo el primer capítulo, me lo leo, si no me convence, no tengo porqué pagar por el resto.
  • Libros gratuitos. Los grandes clásicos reeditados en formato electrónico. Como ya se explicó el lector exigirá más que una lectura, por lo que, dado el potencial tecnológico, podrán crearse minijuegos, enlaces que amplíen la información, envío de fragmentos comentados. ¿se imaginan el potencial para la lectura infantil? Sauvage!!!
  • Lecturas compartidas. Acceso desde el equipo a lecturas compartidas y comentadas por otros. Arturo Pérez Reverte lee, comenta y comparte "El príncipe de Maquiavelo", por ejemplo.
  • Lecturas interactivas al más puro estilo sigue tu propia aventura. "El señor Okinawa ha sufrido una deshonra, ¿cómo cree que le afectará la misma? a) Marcará su vida y la de su familia b) Se suicidará en breve c) Procurará recobrar su honra." Y según la opción elegida la historia variará. Esto puede verse en los juegos de rol de consola.
¿Qué más ideas se te ocurren para el libro electrónico o e-book?

Sigo pensando...

8 comentarios:

Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carlos dijo...

El mundo multimedia es imparable y ésta era una de las cosas que tarde o temprano tenían que suceder.

No habrá campo alguno que se resista a formar parte del tinglado tecnológico, y mucho menos el estar integrado en la red de redes.

¿Dispositivos para su soporte?. Cualquiera, con la única pega de que me parece un tanto incómodo el estar leyendo algo por el móvil.

Aunque no creo que se tarde demasiado en crear un interface que proyecte la imagen en un tipo de pantalla que permita una mayor comodidad al posible usuario.

¿Temática?. Todo lo que se le pueda ocurrir, y mucho más.

Definitivamente, skynet está cada día más cerca. Y yo que me alegro.

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Personalmente el libro electrónico me parece un grave error.

La industria musical se ha desmoronado por culpa de los discos digitales, es decir, archivos que no necesitan de soporte fícisoc y que además pueden copiarse hasta el infinito, ...y dejar de comprarse.

Ahora, parece que no han aprendido de la experiencia y probablemente los libros empiecen a sufrir el "pirateo" con perdón, y las editoriales tradicionales se hundan.

Bien, el usuario podrá acceder más fácil a esa cultura, pero como pasa con la música, ¿cuántos autores seguirán escribiendo si no se venden libros?

Es largo el debate, pero creo que desde la industria editorial debería evitarse si no quieren hacerse el Hara Kiri.

Y por otra parte, a mi no me gusta. Leer un libro es un conjunto de cosas que una "cacharro frío" no puede suplantar.

Donde esté una buena edición de bolsillo en papale, que te puedes llevar a la playa, al autobús, al baño, a la cama..sin pilas, sin peso, si reflejos en la pantalla...leer y releer, guardar....creo que no es lo mismo.

Puede que la tecnología logre imitar el tacto del papell, y añada funciones como ampliar la letra para los que ven mal, añadir videos, música...pero eso, para mi, no es un libro.

Saludos.

Jesús Sarmiento dijo...

Comodidad. Esa es una de las barreras para el libro electrónico. Pero, por ejemplo, ya es posible leer libros en la Nintendo DS y su pantalla es amplia y sus posibilidades, múltiples. Imagino que con el tiempo, tal y como dices, Carlos, lograrán superarlo.
No estoy seguro de que la literatura y la música vayan por el mismo camino, José. Un libro es una obra indivisible, la música sí. No es posible imaginarse un Winamp de la literatura: aunque sería la leche, lo reconozco. "Mi lista de lecturas".
Si eel libro electrónico avanza hacia su integración en el móvil, todo estará en saber crear los productos y las estrategias necesarias para que la gente pague lo que está dispuesta a pagar por ese tiempo de entretenimiento. Si existe iTunes es muy posible que también llegue iBiblos: la posibilidad de acceder a un mercado que una editorial, quizás, por sí misma no pueda ofrecer al escritor, que además, puede liberarse de los intermediarios.
Ahora bien y sin dejar de reconocerlo. Leer un libro tradicional es mucho mejor que dejarse los ojos en una pantalla. Así que antes de sacar beneficio primero deberán optimizar la tecnología.
Un saludo y gracias por vuestras valiosas aportaciones.

Patata Piloto dijo...

Por cuestión de salud, no soy partidaria de "dejarme los ojos" en la pantalla. No me motiva mucho el asunto. La prueba de ello es que tengo en formato pdf el primer tomo de Harry Potter (que tengo muchas ganas de leer) y no he pasado de la mitad del primer episodio por ser incapaz de digerirlo en pantalla :(
Puede que con la Nintendo DS sea más cómodo pero... ¿y lo bonito que es oler el libro nuevo y pasar las páginas? El ritual de leer, cerrarlo para descansar, dejarlo en la mesita y buscar un marcalibros... no tiene precio ;)

Blog A dijo...

A mi me parece muy interesante tener esa opción, el libro de bolsillo esta bien y tiene su magia y no hay que desecharlo y en una cosa si llevas razón cuanta mierda pagué que no pude seguir leyendo, quien me devuelve el dinero después de tragarme una obra nefasta, en música pasaba lo mismo, te comprabas un disco entero por una canción, ya es hora que los " artistas" curren y hagan conciertos, las plataformas de Internet han abierto puertas a grupos que ninguna discográfica quería por no ser comerciales y hacen su giras y sus conciertos y se ganan la vida, claro no se hacen millonarios por cantar la macarena..Pues con los libros igual, al final tendremos la oportunidad de leer un poco de la obras y nos dará una idea de que tipo lectura es y si nos apetece comprarlo, hay mucho escritor de gran pantalla .. te dedican dos minutos en televisión y ya escribes un libro.

Jesús Sarmiento dijo...

Siempre me fastidió empezar un libro y no terminar de leerlo por ser, para mí, aburrido, espeso, lento... Si encima lo he pagado, como suele ser habitual, si esto me ocurre le cojo una tirria al libro que lo condeno al más duro ostracismo de mi estantería.
El libro electrónico facilitará el "picar", pero también reconozco que la magia del libro sobre las manos y demás pues sigue siendo y será por siempre muy cautivadora.

Jesús Sarmiento dijo...

Siempre me fastidió empezar un libro y no terminar de leerlo por ser, para mí, aburrido, espeso, lento... Si encima lo he pagado, como suele ser habitual, si esto me ocurre le cojo una tirria al libro que lo condeno al más duro ostracismo de mi estantería.
El libro electrónico facilitará el "picar", pero también reconozco que la magia del libro sobre las manos y demás pues sigue siendo y será por siempre muy cautivadora.