jueves, abril 16, 2009

Reflexión cruda sobre los feos

Si dicen que una mujer tiene que trabajar el doble para que se la trate como a un hombre, no se pueden imaginar lo que tiene que trabajar un feo para que lo consideren persona. Si eres feo estás jodido.
Ser feo es una consecuencia de vivir en sociedad. Las personas necesitamos etiquetar todo lo que vemos. "José... José... pues no caigo en quién me dices." "Sí, mujer, el chico moreno, asistente social... que vino con Carla." "Ah, sí, ¡el feo!" "Sí, la verdad, no me atrevía a decírtelo. Cosas de la hipocresía social, ya sabes, querida."
Un feo nunca dejará de ser feo, a lo sumo será majo. Y una maja desnuda no es el mejor cuadro que pueda presentársete un sábado por la noche, ¿verdad?
Se nos enternece el corazón cuando un feo hace algo sorprendente. Mira el feo lo bien que canta. Como si para cantar fuese necesario ser guapo. Los chinos quitaron a una fea que cantaba bien por una niña que no cantaba bien, pero que era guapa. La gente, hipócritas, se quejaron de la injusticia ejercida sobre la fea. ¡Pobre guapa que no la dejaron cantar!
No se pueden imaginar el daño que ha hecho a la sociedad "el patito feo". Porque... en fin, veamos, ¿cuál es la moraleja del cuento? ¿Todo feo puede ser guapo? Imposible. El protagonista del cuento iba a ser guapo hiciera lo que hiciese. Por tanto, ya que el cabrón va a ser guapo la mayoría de su vida, amarguémosle la infancia. Deporte nacional de este país, muy practicado en las escuelas.
No aceptar la realidad es malo. Hay mucho feo que va por la vida de guapo. Y, sinceramente, para qué engañarnos, me alegra su autoestima, pero el resultado es penoso. Las hay feas que te perdonan la vida esperando que les llegue un tío bueno que les dé candela. Hay feos echaos palante que disparan a castillos inalcanzables. Hay feos que se piensan que su gracejo, su buen corazón, su bondad y educación les abrirán las piernas de las más buenas del local.
Los feos, rediós, están condenados a la extinción porque se niegan los unos a los otros y sólo cuando ven que el tren de la vida se aleja por el andén de la desesperanza agarran un último vagón y no lo sueltan, así les escupa en la cara al hablar mientras come. Pero no preocuparse. En ese andén y a ese último vagón se suben también muchos guapos. Porque como personas que son todos aspiran a lo máximo para conformarse con lo posible.
Conclusión:
Si por tu vida pasa alguien que te toca el corazón, pero no es todo lo guapo que anhelas, acéptalo, porque, si lo rechazas, no sabes lo rico que puede llegar a ser, ni qué clase de persona te va a tocar en el último vagón del andén de la desesperanza.

Actualización:
Vídeo de la "fea" que canta bien, desencadenante de la reacción mediática que inspiró esta cruda reflexión.

Qué raro que un feo cante bien, ¿verdad?


Sigo pensando...

9 comentarios:

Blog A dijo...

Primero me he reído mucho,una realidad contada con mucho humor, aunque no haga gracia a los feos, yo como soy de las guapas, o puede que sea solo de las que se creen guapas jajaja.. pues ya se sabe, perdonando vidas ...auque ahora que lo dices la gente siempre me dice " que majas eres " ...
un saludo

Jesús Sarmiento dijo...

Gracias! No sé lo que pueden opinar aquellos que se sepan feos, pero creo que convendrán conmigo en que no hay que esperar al último vagón por el anhelo de ver si pueden conquistar una belleza mayor.
Un saludejo.
Y sí... yo también soy majo ;)

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

"...el último vagón del tren de la desesperanza" ¡Jesús! ¡Qué poético y evocador!

Patata Piloto dijo...

Madre mía... sin palabras... y qué casualidad haber leído después de ver el vídeo de esa señora inglesa tan famosa de un concurso de talentos, poseedora de una voz gloriosa, y de la que todos se burlaban por no gozar de mucha telegenia. Qué asco de planeta. Y qué asco de patito feo, que iba a ser guapo igualmente :P

Carlos dijo...

Toma castaña.

Muy buen post con el que estoy de acuerdo al 100%.

Yo no me considero nada. No soy quién para hacerlo, porque todo ello es absolutamente subjetivo y no soy el más indicado para opinar.

Que opinen ellas. Lo que digan ellos me resbala. XD

Jesús Sarmiento dijo...

José, cuando me pongo tierno... ;)
Como bien apunta la Sra. Patata, esta "cruda reflexión" fue provocada por la reacción a la actuación de esta señora británica. Así que para aquellos curiosos que entran en el blog buscando: "fea cantando" o "fea que canta bien", pues he aquí el vídeo en cuestión.
Me alegra que os haya gustado. Sé que es algo "provocador", pero en fin, soy acuario ;)
un saludo

José Carlos León (comicpublicidad) dijo...

Lo mejor de todo es que no me creo lo de la fea.
ya no me creo nadená.

Pero la reflexión es genial, otra de esas que firmaría yo si lo hubiera pensado antes que tú...jejeje.

David A. O. dijo...

Jajaja, valiente chorrada. Suena más bien a "el feo que además quería parecer listo".

David A. O. dijo...

Por cierto, Carlos, tu si que eres la monda. No sé con qué estás al 100% de acuerdo porque en tu comentario haces gala de lo opuesto. Jajaja. Pero vamos, sin acritud. Yo por el contrario casi llego al 104% en desacuerdo.