jueves, diciembre 27, 2007

Balance anual

Bueno, es probable que haya metido la pata, pero si en enero tuve 4 visitas y en diciembre ya llevo 750, al cambio, eso me sale; así a ojo... ¿una subida del 18750%? Bueno, sea cual sea el resultado, la verdad que se nota un cilindro que retomé el blog. Se nota también que a google le caigo más/menos bien. Me he preocupado de ponerle las negritas, un código lo más correcto que pude, que el título tuviera que ver con el contenido, un mac enseñando sus encantos (esto a googlebot le vuelve loco), enlaces útiles, y, sobre todo, he escrito. Y es que desde septiembre, más o menos, estoy en vena.
"Afoto" de mis estadísticas. Pongo las barras porque así farda más :P
Balance personal de este años 2007. Nos ponemos ñoños, sacamos el kleenex, flashback.
Hace un año y un mes, Madrid (sonido de viento en plan ¿sabes?).
Todo se había tornado gris. Sin novia de toda la vida y sin trabajo en menos de un mes. Días y días en mi cuarto de 350 €/m a mucho tiempo de cualquier sitio. Sin ganas de currar. Sin motivación. Sin comida. Abandonado a la pereza. Era el fin de un ciclo. El fin.
Con esos mimbres decidí regresar a Asturias. La sensación de derrota pesaba sobre mis hombros. Volvía al lugar donde todas las lenguas, incluso de tierra, decían que no había trabajo. Me sentí como el niño de "Las cenizas de Ángela"(la película). Como un irlandés que regresa a Irlanda cuando todos están yéndose a América.
Y en Asturias estaba. (¿No se oye Keating's Triumph de la BSO de "El Club de los Poetas Muertos"?) Mi tierra, que diría Nino Bravo, es una enorme extensión de oportunidades laborales. Al menos para un tipo como yo, optimista en recuperación. Opté por no entregar mi CV a los medios de comunicación. Así que sintiéndolo por Zapatero me apunté al paro. ¡Qué gran acierto! La de cursos de inmensa utilidad que el paro ofrece. Están ahí, esperando a quien quiera aprender. He hecho tres cursos este año. Dos de diseño y otro de radio. Mi objetivo era conocer gente y aprender, aprender, aprender. Y es que sostengo una teoría. Los trabajos llegan por personas que confían en ti. Si demuestras que vales, más tarde o más temprano contarán contigo. Gracias a esos cursos tengo el trabajo de redactor que tengo actualmente. Y gracias al paro encontré el enriquecedor trabajo dentro del PUEDE. A mi compañera Lita también le agradezco el tiempo que pasé en el estudio Baco Creativos, con los que sigo manteniendo una especial relación y, a partir de enero, con suerte, colaboraré en uno de sus proyectos. Gracias a todos los compañeros de los cursos. Gracias a los profesores. En especial a Pablo, uno de los mejores maestros que he tenido en mi vida académica. Gracias a mis actuales y pretéritos jefes asturianos por su confianza. Gracias a Lita, Marce, Willy, Iván, Nacho, Pascali y Paula, la gente de Baco. Gracias a mi madre por intentar entenderme. Gracias, Elisa por demostrarme que no puedo salvar a todo el mundo. Espero que todo te vaya muy bien, pequeña. Tenemos pendiente una vuelta en la Marauder. Gracias a todos los lectores de este blog por seguir visitando este pequeño sitio donde vuelco mis ideas, impresiones, dibujos, tonterías, locuras, y os abro un poco mi yo mismo. Gracias a todos por descubrirme que la vida es demasiado corta como para estar siempre cabreado ("American History X"). Gracias en especial a la patata piloto, por ser la única que se lanza a comentar mis tonterías.
Sé que algunos me consideraréis joven. Pues no lo soy. Tengo 25 años. No he venido a Asturias para quejarme. Hay trabajo. Las cosas claras, negro sobre blanco y a por todas. ¡Y lo que queda!

Carga de caballería

¡Por Dios, por la patria y el Rey!

(Original: carga de caballería carlista, Augusto Ferrer Dalmau)

Sigo pensando...

Mi deseo para el 2008... seguir pensando... que eso sólo depende de mí.

2 comentarios:

PatataPiloto dijo...

Enhorabuena!!
Y a seguir creciendo y que 2008 sea la continuación de esa buena racha ;)

Jesús Sarmiento dijo...

Gracias de nuevo. A ver qué nos depara el 2008... Y suerte en todos vuestros proyectos patatuelos y no patatuelos.
Feliz año