viernes, noviembre 23, 2007

Las cosas claras, sí señor

"Realizar acciones de publicidad diferentes que, a simple vista, no parezcan, publicidad"

Joan Alvares, Dircom de Poko Frecuente.
Lo de "a simple vista" va por ti y por mí, que lo sepas, estimado consumidor.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Se acabaron los tiempos de la venta descarada, de la venta subliminal en forma de patrocionios 'solidarios', de la venta pseudo camuflada en muestras gratuitas. Todo eso ya no vale.

Estamos colapsados de tanta publicidad. Que al menos se lo curren para divertirnos con acciones impactantes en la calle. Si nos impactan de verdad, ya recordaremos sus jodidas marcas...¿no?


Marketing d guerrilla al poder!

Anónimo dijo...

Originalidad a bajo coste...se acabaron millones de pelas para ver el mismo coche de siempre en la misma carretera de siempre...hay que currarselo...

Hagamos que se hable del Marketing de Guerrilla y de Poko Frecuente, que haya suerte!!

J.Sarmiento dijo...

Cuánta "euforicidad". ¿Vale todo para recordar las marcas? Creo que no.

Sí, estamos saturados de publicidad. Sin embargo, que la gente no se dé cuenta de que lo que tiene ante sus ojos es publicidad, no significa que eso deje de serlo. Y lo honrado es que el consumidor sepa que se le está intentando condicionar hacia un producto o marca, sea cual sea el método.

Deseo lo mejor para Poko Frecuente, supongo que se lo pasarán pipa ingeniando cada día una estrategia nueva. Sin embargo, toda precaución es poca. Sirva como ejemplo el Marketing Viral que muere de éxito por faltar, en muchas ocasiones, a la inteligencia de los consumidores.

Un saludo, "anónimo" y gracias por tus comentarios.

Anónimo dijo...

Estamos ante nuevos retos y la via que ha elegido poko frecuente es una de ellas. En este caso, a aquellos que ya estan familiarizados con el mrk de guerrilla, saben que se pueden acciones imaginativas e impactantes a verdadero bajo coste. En Sevilla he visto una campaña poco frecuente y como especialista en mrk: chapeau! Bajo precio -y de verdad- y un impacto absolutamente IMPRESIONANTE.

J.Sarmiento dijo...

Bajo coste, alto impacto, ese es el objetivo, sin duda. ¿Dónde está el límite del Marketing de Guerrilla? ¿Respetará a la competencia? ¿Hay algún tipo de código de conducta? ¿Todo vale? Sigo pensando que sí, que hay que innovar, hacer cosas distintas, captar la atención, pero con elegancia.
Una duda me asalta al respecto del "bajo coste". La empresa obtiene un supuesto beneficio ahorrándose los costos de campañas tradicionales, pero ¿la agencia recibe el pago justo? Hay una propuesta de Risto Mejide y su socio Marc Ros que es interesante. Recibir en función a los beneficios que obtenga la empresa con la campaña. No sé si la han desarrollado con éxito, pero no es mala idea.