lunes, septiembre 03, 2007

El embudo eólico

Siempre me ha fascinado el movimiento. Sí, quizás por eso levito por la Y entre Gijón y Oviedo. Cuando era pequeñajo cayeron en mis manos los famosos comics del TBO. No me gustaba nada, eran sepias (tenían unos cuantos años, es lo que tienen las herencias familiares) y olían a rancio y humedad. Sin embargo, había 2 páginas, sólo dos, que me encantaban. Las miraba y miraba y me quedaba "atontolinao". La sección era "Los Inventos del Dr. Franz de Copenhague". Auténticas locuras mecánicas que me despertaban la imaginación.

Aunque siempre se me dio bien eso de la pretecnología y la tecnología, nunca me dio por estudiar cosas mecánicas, por eso de los números. Quizás un craso error, pero bueno, con las ideas tontas que tengo ahora, mato el gusanillo que diría Donuts.

Y aquí pongo una de esas ideas tontas. Según se dice y creo que todos hemos podido comprobar a lo largo de nuestra vida. Cuando haces pasar una cierta cantidad de algo por un estrechamiento, este se acelera. O algo así. No hay más que verlo cuando a una manguera taponamos parte de su boca y el chorro, más estrecho, llega más lejos. Por tanto, física de barrio, el agua sale con más empuje, fuerza o similar.

El efecto venturi, creo que se llama.

Pues bien. Dicen, y creo que lo hemos podido comprobar quienes hemos ido al monte, que el aire suele ser empujado hacia arriba por las montañas, de ahí que los parapentistas en vez de bajar suelan subir y mantenerse en el aire. Cosas de esas del desfase de temperaturas entre las masas de aire frío y caliente y presiones que se me escapan. El viento asciende por la ladera de las montañas y... digo yo, ¿por qué no poner unos "embudos" que canalicen el aire hacia un punto estrecho donde colocar un aerogenerador o similar?

Los problemillas serían varios. El primero que es peligroso. Porque seguro que algún atontolinao asoma la cabeza y es arrastrado a las aspas (jajaja, sangre!!!). El segundo que tiene un alto impacto visual. El tercero que salvo que se ponga en soportes, se llenaría de hierbas, rastrojos, polvo y demás cosas que estropearían las aspillas o afectarían a la velocidad de giro. Y el cuarto... que a saber si el viento que sube ladera arriba es lo suficiente como para generar una energía que compense el resto de "problemillas".

Sigo pensando...

2 comentarios:

Silvia dijo...

Vaya, es muy interesante lo que acabas de proponer.
Los pequeños "problemillas" a los que tu haces referencia se podrían solucionar pensando un poquito: poniendo filtros que no afecten a la capacidad de succión del "cacharro" o similar y que no dejen pasar todas esas porquerías.

Bueno, me pondré a ello, ¿para qué estamos los ingenieros si no para pensar?

Un saludo

J.Sarmiento dijo...

Jeje. Así es, para que están los ingenieros. Si alcanzas alguna respuesta, házmela saber. Gracias por tu comentario.
Un saludo